5 de julio de 2013

Cuarta Ruta

El martes, fuimos al cementerio de la novela Marina que leímos para la clase. El cementerio de Sarriá es famoso porque hay muchos poetas y escritores catalanes que están allí enterrados. Las tumbas están en unas paredes en vez debajo de la tierra. Está en un barrio rico donde hay casas, una cosa muy rara para la ciudad de Barcelona. Las casas se parecían a las casas de Marina.


 Foto de Laura Powers

Foto de Laura Powers

Después de caminar por el barrio y el cementerio, visitamos el colegio en el que Óscar vivía. Más tarde fuimos al monasterio llamado Pedrables, una iglesia del siglo XIV. Allí vimos los cuartos originales de las monjas. Había capillas con arte original en las paredes y la palabra "silencio" para recordarles a las monjas el voto.


Foto de Laura Powers

Al final, la clase fue a un restaurante para comer patatas bravas, una comida muy tradicional de Barcelona. El restaurante era famoso por sus patatas bravas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.